APOSTAR DE VERDAD POR LOS JÓVENES

Dos años ha tenido que esperar un joven agricultor o ganadero de la provincia de Málaga para poder solicitar una ayuda para instalarse por primera vez. Dos años de espera, y seis últimos meses de incertidumbres, borradores, plazos incumplidos e informaciones contradictorias para acceder a estas ayudas a la creación de empresas para jóvenes. Y eso que esta es la apuesta de la PAC para favorecer el relevo generacional.

Veinte millones y medio de euros con un tope máximo de 70.000 euros por expediente para esta convocatoria de ayudas, (de los cuales Europa aporta un 75%, el gobierno central un 20% y la Junta de Andalucía un 5%), lo que significaría 293 expedientes en toda Andalucía con la cuantía máxima. Una orden novedosa en la financiación, que entendemos ventajosa para nuestros jóvenes, pero poco ambiciosa en cuanto a fondos ,si de verdad se quiere invertir en ellos.

Somos muchos los que pensamos que el campo necesita rejuvenecerse, Europa también lo piensa, o eso dice a los cuatro vientos. Es cierto que existe una apuesta de la política agraria por el sector; el pago complementario para los jóvenes agricultores, la reserva nacional o estas ayudas dirigidas a la creación de empresas para jóvenes, son un reflejo de que hay una intención política de atajar un problema real en el campo. Esa apuesta debe traducirse en eficacia de la administración que gestiona los fondos. Eficacia en la información, en los plazos, y en los pagos. Andalucía debe tomar conciencia que tenemos un patrimonio agrícola y ganadero incalculable que debemos preservar.

Estas ayudas han generado una enorme expectación entre los jóvenes. El campo “siempre está en crisis”, dicen algunos, y probablemente la crisis real de otros sectores haga un efecto llamada, pero el perfil del solicitante que nos encontramos, es un la de un joven formado, con vocación, que sabe lo que hace y a lo que se enfrenta. Escasos y fluctuantes márgenes que hacen muy cuesta arriba empezar, por eso desde Asaja pedimos un esfuerzo a la administración, para que se gestionen eficiente y eficazmente los fondos, y se apueste de verdad por los jóvenes agricultores y ganaderos de Andalucía.

Luis Méndez Escalante
Ingeniero Agrónomo
Asaja Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *