Agricultores europeos exigen cambios: una carta abierta para reubicar la Agricultura en el corazón de la Estrategia de la UE 

Líderes del Copa y de la Cogeca envían una carta decisiva a la Comisión Europea y líderes de la UE, pidiendo una reevaluación urgente de las políticas agrícolas. 

En una demostración de unidad y preocupación por el futuro de la agricultura europea, el Copa y la Cogeca han elevado su voz a través de una carta abierta dirigida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y al primer ministro belga, Alexander De Croo, con copia a todos los jefes de Estado de la UE. Esta carta, firmada por Christiane Lambert y Lennart Nilsson, presidentes del Copa y de la Cogeca respectivamente, junto con representantes de más de 60 organizaciones miembro, subraya la necesidad crítica de reorientar las políticas de la UE para asegurar el futuro de la agricultura y la silvicultura dentro del proyecto europeo. 

En un acto de preocupación colectiva, el Copa y la Cogeca han enviado una carta abierta a las figuras claves de la Unión Europea, instando a una reevaluación fundamental de las políticas agrícolas actuales de la UE. Los firmantes de la carta, representando a agricultores y cooperativas agrícolas de los 27 Estados miembros, hacen un llamado a los líderes de la UE para que consideren la importancia estratégica de la agricultura y la silvicultura, no solo como proveedores de alimentos y productos agrícolas esenciales sino también como guardianes de la seguridad alimentaria y custodios de las zonas rurales y la biodiversidad. 

La carta destaca cómo las políticas recientes y las percepciones han marginado las voces de los agricultores y han minimizado el valor estratégico de la agricultura dentro del proyecto europeo. Argumenta que el enfoque actual ha favorecido la polarización sobre la ciencia y la evidencia práctica, lo que a su vez ha desviado la atención de abordar los problemas reales que enfrenta el sector. 

Los retos económicos, climáticos, sociales y geopolíticos convergentes están poniendo en peligro los medios de subsistencia de numerosos agricultores, exacerbados por políticas comerciales de la UE que imponen presiones insostenibles en ciertos productos esenciales. Además, el Green Deal para la agricultura es descrito como un “tsunami normativo”, criticando las consultas apresuradas y la falta de evaluación de los objetivos y propuestas. 

La creciente ola de protestas agrarias en toda Europa refleja la urgente necesidad de reorientar las políticas de la UE hacia la agricultura y la silvicultura, según la carta. Propone medidas concretas a corto plazo, como la simplificación del trabajo de los agricultores, la mejora de las Medidas Comerciales Autónomas para Ucrania, y la garantía de una remuneración justa dentro de la cadena alimentaria. También aboga por un enfoque más medido hacia la innovación, incluyendo el avance en las plantas NGT de categoría 1 y una revisión crítica de legislaciones como la Directiva sobre Emisiones Industriales y la Ley de Restauración de la Naturaleza. 

Con miras al futuro, los firmantes piden un enfoque regulatorio reducido y de mayor calidad, subrayando la necesidad de un presupuesto de la UE que refleje los desafíos a los que se enfrentan los agricultores, coherencia en la política comercial, y una nueva dirección para la agricultura respaldada por estudios de viabilidad y debates técnicos. 

En momentos cruciales, esta carta abierta marca un llamado a la acción para los líderes de la UE, solicitando un cambio estratégico que coloque nuevamente a la agricultura y la silvicultura en el corazón de la estrategia europea, asegurando así un futuro sostenible para el sector y para Europa. 

Según registra la carta, el futuro mandato de la Comisión debe centrarse en 4 imperativos. Por un lado el próximo presupuesto de la UE debe reflejar los numerosos retos a los que se enfrentan los agricultores; la agenda de la política comercial debe ser coherente con la ambición fijada en el mercado interior, garantizando al mismo tiempo sólidas medidas de reciprocidad y asegurando la atención a las producciones sensibles de la UE; cualquier nueva propuesta relacionada con la agricultura debe estar respaldada por un estudio de viabilidad, debatido con las partes interesadas y finalmente se necesita un Comisario de Agricultura y Zonas Rurales con un papel clave como Vicepresidente de la Comisión Europea. 

Compartir en:

Noticias relacionadas

Entérate de todas nuestras noticias, suscríbete a la newsletter de Asaja

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad