Asaja Ciudad Real tiene en marcha una campaña informativa para la prevención frente al COVID-19 en la recogida de la aceituna

La organización agraria insiste a los olivareros de la provincia en mantener la guardia y cumplir con las recomendaciones sanitarias, la normativa vigente y el protocolo diseñado por Asaja. El objetivo es evitar brotes epidemiológicos y que sea una campaña libre de virus, tal y como se ha logrado en vendimia.

 

Desde del Departamento de Prevención de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real está desarrollando una campaña informativa enfocada a los olivareros de la provincia con trabajadores a su cargo, que cuentan con el asesoramiento de esta organización en el área de riesgos laborales. Los empresarios con este perfil están recibiendo información desde las diferentes plataformas de comunicación de las que dispone Asaja Ciudad Real, para que estén al tanto de los requisitos que deben cumplir conforme a la Ley.

La organización agraria insiste en la importancia de seguir cumpliendo como hasta ahora con las recomendaciones sanitarias, con las restricciones y obligaciones que exige la Administración y con el Protocolo de Prevención diseñado por Asaja, con el objetivo de evitar la aparición de nuevos brotes epidemiológicos que comprometan la salud de los trabajadores del sector agrario.

En este sentido, Asaja recomienda mantener todas las medidas de distanciamiento social e higiénicas prescritas. La organización profesional agraria incide en la importancia de evitar lo máximo posible los contactos y proveer a los asalariados de mascarillas. Del mismo modo, Asaja apela a la responsabilidad individual de cada trabajador, clave para ganar la batalla al virus. Y es que, por muchas medidas que pueda tomar el empresario para evitar contagios, al final es una responsabilidad compartida, de todas las partes.

Una vez más, la organización agraria solicita la colaboración de los ayuntamientos para que refuercen su labor de control y evitar así la existencia de asentamientos ilegales que puedan ser focos de contagio. Asaja recuerda que es fundamental tomar medidas contra cualquier posible incumplimiento aislado. Casos además que pueden dañar seriamente la imagen del sector agrario, que está afrontando esta crisis sanitaria de una manera comprometida.

Datos

Estamos ante una campaña con más de 130.000 hectáreas de olivar en la provincia. La producción no es homogénea. Hay zonas con muy buena cosecha y otras en las que se ha visto muy mermada por la situación meteorológica diversa. La previsión es que, para la recogida de la aceituna -una labor cada vez más mecanizada-, los olivareros de la provincia vayan a ocupar a entre 5.000 y 7.000 trabajadores.

 

Fuente: Asaja Ciudad Real

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *