Asaja Ciudad Real urge al Gobierno a poner en marcha la destilación de vino de forma inminente

El sector vitivinícola está preocupado porque el Real Decreto comprometido no llega y la vendimia se aproxima. La organización agraria lamenta la dejadez del Gobierno con un sector estratégico para nuestra región.

 

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real urge al Gobierno central a poner en marcha, y de forma inminente, medidas excepcionales para hacer frente a la crisis que atraviesa el sector vitivinícola como consecuencia del COVID-19. Ante una vendimia próxima, con una previsión de cosecha de gran producción, la organización agraria asegura que es de imperiosa necesidad que se comience a retirar vino del mercado y corregir así el desajuste entre la oferta y la demanda provocado por el cierre del canal HORECA y del descenso del consumo tras la crisis sanitaria.

Ya hace un mes desde que el sector supo del compromiso del Gobierno central de poner en marcha un Real Decreto que recogiera mecanismos para ayudar a los viticultores a afrontar el oscuro panorama que el COVID-19 les ha dejado: destilación, almacenamiento privado y vendimia en verde. Desde entonces, viven pendientes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, que daría luz verde a estas medidas. Sin embargo, hay que lamentar la dejadez del Gobierno porque la normativa no llega. Esto está generando mucha preocupación en el sector, de gran peso en la economía de Castilla-La Mancha. Un sector que genera numerosos puestos de trabajo directos e indirectos al encontramos en la región más grande del mundo en superficie de viñedo y con más del 50% de la producción nacional.

Asaja insiste en que se deben tomar medidas a la altura de la grave parálisis que vive el sector. La organización agraria asegura que la destilación de 2 millones de hectolitros, como se prevé, no solucionaría esta crisis. Para que sea efectiva se deberían superar con creces los 5 millones de hectolitros, ya que nos encontramos ante una cosecha que puede ser muy importante en Castilla-La Mancha. 

Tampoco se ayuda al sector estableciendo precios de la uva por debajo de los costes de producción, como también se contemplaba en el borrador del Real Decreto. Según la organización agraria, todo lo que sea un precio por debajo de los 0,35 euros/kilogramo, estaríamos hablando de venta a pérdidas.

Asaja lamenta que el Gobierno tampoco vaya a aportar prácticamente fondos propios, sirviéndose de los fondos PAC para ejecutar estas medidas. La organización agraria recuerda que solo con un presupuesto suficiente se podrá abordar realmente la crisis del sector; tal y como ha hecho Francia, aportando fondos propios y directos al sector vitivinícola francés.

 

Fuente: Asaja Ciudad Real

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *