Asaja CLM califica el año como el más difícil para el campo

La organización agraria ha presentado esta mañana el Balance de la Agricultura y la Ganadería 2020 en Castilla-La Mancha y ha explicado las propuestas y perspectivas para el año que viene.

 

Asaja de Castilla-La Mancha ha señalado el año como el más difícil de los últimos tiempos para el campo de la región. Los agricultores y ganaderos “han tenido un comportamiento ejemplar y no han recibido corresponsabilidad a cambio”.

Así se ha pronunciado el secretario general de la organización agraria, José María Fresneda que, junto al presidente, Fernando Villena, han valorado en rueda de prensa el año que termina y han explicado las propuestas y perspectivas para 2021.

El campo estaba manifestándose cuando llegó la pandemia del Covid-19, especialmente por los precios y los desequilibrios de la cadena alimentaria y con el respaldo de la sociedad. Abandonaron las movilizaciones y se dedicaron a abastecer de alimentos a la población. “No han faltado a su trabajo y, cuando terminaban sus tareas, se iban incluso a desinfectar sus pueblos”.

Las consecuencias de la crisis, fundamentalmente el cierre del canal HORECA, castigó a todos los sectores productores. En la región afectó, sobre todo, a las ventas y el valor del vino, la carne de cordero y cabrito y el aceite. “Y, a cambio, los políticos y el resto de la cadena alimentaria se han beneficiado descaradamente de la desgracia de los agricultores. No han respetado en ningún nivel a los que producen lo que come la gente”, ha asegurado Fresneda.

Por eso, cuando la pandemia lo permita, y de la forma que se pueda, “daremos un puñetazo en la mesa y continuaremos movilizándonos”.

Por su parte, Villena ha lamentado que “somos el país donde la agricultura ha sufrido las mayores consecuencias y que más dependemos de las importaciones”. Seguidamente, en el capítulo del vino, ha asegurado que “la pandemia ha demostrado que el modelo que tenemos en esta región tiene que cambiar. Los precios se han desplomado en España y no en países como Francia e Italia que, a pesar de sus dificultades, se han sabido mantener”.

“Basta ya de almacenar y pongámonos a vender en Castilla-La Mancha”, ha indicado el presidente de la organización. “Tenemos que ir a vender donde está el consumo, porque con el granel nunca tendremos un valor añadido de nuestros productos”.

Asaja CLM ha informado que este año, lejos de las estimaciones iniciales, nos vamos a acercar a los 29 Mhl de vino en la región y unos 44 Mhl a nivel nacional, es decir, el 60% de la producción del país. “La mayor barbaridad, ha tachado Fresneda, por lo que nos planteamos si ha entrado uva de otras regiones y comprobamos que los fraudes siguen vivos”.

Por eso, la organización agraria ha demandado la puesta en marcha de nuevas medidas de crisis urgentes, como la destilación, para poder hacer frente a la nueva campaña. Y en esta línea, ha pedido al Ministerio más presupuestos aparte del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE), como así han hecho otros países como Francia e Italia

Al Gobierno regional le ha pedido que ponga freno al fraude en el sector, publique la Ley del Vino y la Viña, en la que se contemple unos rendimientos por hectárea, los grados Baumé determinados y las sanciones millonarias por su incumplimiento, así como una Interprofesional regional en la que estén representados todos los actores.

A continuación, el secretario general ha planteado varios asuntos de cara al futuro del sector. En materia hidráulica, Fresneda ha demandado el fin de la política del recorte, pues solo penaliza al que actúa dentro de la legalidad. “Vamos a hacer lo posible para que al agricultor que hace las cosas bien no se le quite ni una gota de agua. Agua hay para todos, siempre que se gestione mejor y se controle a los que actúan al margen de la ley”.

Para ello, ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Guadiana que asuma responsabilidades y controle estas situaciones, y si es necesario, que se dote de medios para ello, pues “sin control, difícilmente se pueden solucionar los problemas de esta región”.

Sobre el Gobierno regional y el Pacto del Agua, Asaja CLM ha insistido en que “seguiremos apoyando si lo ponen en marcha con partidas presupuestarias definidas y proyectos específicos”, y ha criticado que “generan titulares, pero con cero eficacia”.

Sobre la Política Agraria Común (PAC), la organización agraria ha criticado las limitaciones al sistema productivo y el modelo conservacionista que se está imponiendo, a pesar de las recomendaciones de abastecimiento de alimentos que ofrecen organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asaja CLM ha planteado su posición sobre la reforma de la PAC, asegurando que pide más esfuerzos con menos presupuesto. Por eso, ha pedido al Consejero de Agricultura que trabaje duro para conseguir una reforma de la PAC que beneficie a la región. Sobre las ayudas, no ha dejado de felicitar la gestión que se ha hecho en la región de los pagos, y ha animado a que se continúe como hasta ahora.

En relación a la cadena alimentaria, la organización agraria ha calificado como insuficientes las modificaciones que se han hecho de la normativa para garantizar los costes de producción y, por eso, para Asaja CLM el gran reto para 2021 es conseguir que se reconozcan unos costes de producción de referencia por producto. Para ello, ha anunciado que “desde la organización ya estamos trabajando con la Universidad de Castilla-La Mancha para sacar un estudio de costes de los principales cultivos de la región”.

Fresneda ha criticado que “a todos los eslabones de la cadena les cuadran las cuentas menos a los agricultores. En vez de premiar su esfuerzo, aumentan las importaciones, sin valorar la seguridad alimentaria, el bienestar animal y el cuidado medio ambiente de las producciones nacionales”.

Lo que se necesita, ha señalado, “es un modelo de industria agroalimentaria seguro y que contemple el mercado internacional, para que no tenga sustos como con el Brexit, donde están en juego 4.000 M€ de exportaciones de frutas, hortalizas, vino o aceite de oliva”.

El secretario general también se ha centrado en que, como todos los años, en 2021 hay que resolver los problemas de los agricultores. Para empezar, vamos a trabajar en encontrar la solución a los miles de tractores con problemas de cabinas para pasar la ITV. “No encontramos interlocutor de la Administración dispuesto a solucionar el problema y, cuando pedimos moratoria de la normativa, nos la deniegan”.

Fresneda no ha querido terminar sin dirigirse a la Consejería de Desarrollo Sostenible, a la que ha pedido que “cumplan, al menos, con algo de lo que se han comprometido”, en función de sus competencias, que atañen a asuntos como las zonas ZEPA o las zonas vulnerables, entre otros.

 

Fuente: Asaja CLM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *