Asaja CyL pide que las ayudas para sectores en crisis, como el ovino y caprino, se centren en los profesionales del campo

Se publican las ayudas para ganaderos de ovino y caprino con dificultades de comercialización por la crisis del COVID-19, que supondrán como máximo 1.200 euros por explotación, “una cifra que está muy por debajo de las pérdidas que se están experimentando, con un mercado que paga menos de la mitad de lo que vale el cordero y no cubre ni de lejos los costes de producción”, apunta Asaja.

Por ello, la organización profesional agraria insiste en la importancia de que el apoyo del Ministerio se complemente con otro similar por parte de la Junta de Castilla y León para que todas las explotaciones de profesionales puedan llegar al máximo establecido por el ministerio. Además, a partir de hoy podrán solicitarse las ayudas al almacenamiento para particulares, que puede contribuir a aligerar una parte del mercado.

En todo caso, y en un momento de crisis económica como el actual, los recursos que llegarán para mermar la ruina del sector serán muy limitados. Por ello, Asaja subraya que “es fundamental que las ayudas se dirijan al 100% a los profesionales del sector”, tanto en el caso del ovino y caprino, como el de otras producciones como el cochinillo, la patata los cortes nobles del vacuno, el ibérico, etc., que ya están sumando pérdidas por los desajustes del mercado, especialmente las afectadas directamente por la desaparición del canal HORECA (hostelería y restauración).

Respecto a las condiciones de la ayuda aprobada ayer por el Consejo de Ministros para el ovino y caprino, se concederá a un máximo de 100 animales de cada especie por beneficiario y una subvención máxima por animal de 12 euros. Pueden optar a estas subvenciones tanto los titulares de las explotaciones de ovino y caprino de carne, como mixta o de leche. 

En cuanto al número de animales con derecho a ayuda, se considerarán las “hembras elegibles” a aquellas ovejas y cabras mantenidas como reproductoras que estén correctamente identificadas y registradas a fecha 1 de enero de 2020, aplicándoles una ratio por paridera de primavera y reducción de sacrificios de 0,24 en ovino y 0, 12 en caprino, y cuya producción de corderos y cabritos se haya visto afectada por la situación creada entre el 14 de marzo y el 30 de abril. 

Atendiendo a los datos de explotaciones que recibieron la ayuda asociada en 2019, en Castilla y León hay alrededor de 5.508 ganaderos de ovino y caprino.

Fuente: Asaja Castilla y León

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *