Asaja Granada solicita que la actividad agraria se considere prioritaria

Desde la organización agraria Asaja hemos trasladado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que se considere la actividad agraria como prioritaria dentro de las medidas y planes que se desarrollen desde ese ministerio en colaboración con otras administraciones, nacionales y autonómicas, y que se ponga en valor la labor de los agricultores y ganaderos a semejanza con lo que se ha hecho con otros colectivos.

Asaja Granada constata que a diario muchos agricultores y ganaderos se están encontrando con algunos problemas de desplazamiento cuando se trata de ir a almacenes que suministran las materias primas como abonos, semillas o productos fitosanitarios y, asimismo, para las labores indispensables de mantenimiento de las explotaciones, ya que las Fuerzas de Orden Público están solicitando acreditaciones de la condición de trabajador del campo o agricultor, a pesar de que la normativa de declaración del estado de alarma no lo exige específicamente. Otros profesionales relacionados como veterinarios, servicios de mantenimiento, suministros de piensos, fitosanitarios o semillas tampoco tienen claro cómo proceder.

Por esta razón solicitamos que se busquen fórmulas para garantizar el funcionamiento y coordinación de los distintos agentes que desarrollan su actividad en explotaciones agrarias y ganaderas para garantizar el abastecimiento de alimentos a la sociedad española y trasladamos algunas recomendaciones para la mayor tranquilidad de los afectados. Así, para acreditar la condición de trabajador puede llevarse una nómina, un certificado de vida laboral o de empresa y para acreditar ser agricultores, una declaración de la PAC de 2019 o 2020, carné de aplicador de fitosanitarios, certificado de vida laboral o recibo de pago del IBI rústico.

Otras cuestiones que preocupan son el previsible cierre de fronteras que pondrían en serio peligro la exportación de productos perecederos, así como la importación de insumos para la agricultura y piensos para la ganadería, que deben ser considerados de primera necesidad. A este respecto, solicitamos que se prevean mecanismos de garantía de precios o rentas para aquellas producciones que se vieran afectadas (frutas y hortalizas, vino y aceite de oliva, entre otros posibles.

Consideramos también urgente estudiar la evolución de los mercados y valorar el impacto que tendrá en el sector la declaración del estado de alarma para, en función de los resultados, valorar las medidas que hay que poner en marcha para amortiguar los efectos negativos que sobre el sector tendrá esta situación: aplazamiento de préstamos sin pago de intereses, ni amortización, exenciones IBI rústico, IRPF, Seguridad Social, aplicación de un IVA reducido… Igualmente entendemos que deberían contemplarse la ampliación automática de plazos del seguro, y de no ser así ampliar todas las fechas establecidas en cuanto a seguros agrarios los quince días que dura el estado de alarma inicialmente.

Aplazamiento de la PAC

La decisión de la Comisión Europea de ampliar hasta el 15 de junio el plazo de presentación de las solicitudes para las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) a causa de la gestión de la crisis sanitaria es una petición cumplida y asegura cierta tranquilidad al sector en su tramitación ante las dificultades por la restricción de movimiento de personas. Cabe ahora esperar que los pagos del anticipo de la PAC no se retrasen y los agricultores y ganaderos puedan recibirlos como siempre a partir del 15 de octubre.

 

 Fuente: Asaja Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *