Asaja-Jaén pide que se autorice de forma excepcional la caza cinegética, para paliar los graves daños que sufren los campos

La organización agraria presenta en la Delegación de Agricultura una demanda del sector que, entiende, cumple con lo estipulado en el Real Decreto de 14 de marzo. El gerente y portavoz, Luis Carlos Valero, explica que los campos están prácticamente invadidos por especies cinegéticas, lo que ocasiona cuantiosas pérdidas al sector. 

La falta de actividad en estos días a consecuencia del coronavirus hace que los animales estén campando a sus anchas por todas partes. Si vemos en televisión cómo las ciudades se llenan de ellos, es fácil imaginar la situación en la que se encuentran los campos ante la falta de actividad de los cazadores. Es por ello que ASAJA-Jaén ha presentado esta mañana en la Delegación de Agricultura un escrito en el que solicita que se aprueben de forma excepcional las modalidades de aguardo, espera y rececho, y cualquier otra modalidad cinegética que se realice de forma individual, a los efectos de paliar los daños cinegéticos que debido a esta situación se están ocasionando en los campos jiennenses.

Asaja-Jaén ha presentado esta mañana, en la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, una petición a la delegada, Soledad Aranda –a la espera de que la eleve a las autoridades que entienda que son competentes-, ante la situación tan anómala producida en esta pandemia del coronavirus. “Lo que pedimos es que autorice de una forma excepcional la caza de unas modalidades que entendemos que cumplen la normativa que hay ahora mismo en vigor, que son las de rececho, aguardo y espera, y cualquier otra modalidad cinegética que se realice de forma individual, para paliar los graves daños que estos animales están provocando en la agricultura de esta provincia”, explica el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero.

En este sentido, recuerda que al no estar usándose esta actividad por parte de los cazadores, los animales están campando a sus anchas por todas partes. “De hecho, estamos viendo hasta en las televisiones cómo se están metiendo en las ciudades, por lo que excusa decir que los campos están prácticamente invadidos por reses y otras especies cinegéticas los daños son muy cuantiosos según nos dicen nuestros socios. De ahí que le hagamos ese ruego, porque entendemos que es fácil”, afirma Valero.

El gerente y portavoz de Asaja-Jaén destaca que se trata de una actividad que en estas modalidades en concreto cumple escrupulosamente con lo dispuesto en el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo y su legislación de desarrollo, ya que la realiza una sola persona, por lo que no hay contacto, y como mucho estaría acompañado por un guarda de caza, en algunos casos del coto, cuya actividad sí que está regulada como esencial y bajo las debidas condiciones de distanciamiento social, tanto en el transporte como en la propia actividad cinegética en el campo. “Por tanto es fácil, y entendemos que no habría problema para cumplir con los fines establecidos en la normativa vigente al tiempo que acabamos con un problema que en estos días asola los campos”, concluye Luis Carlos Valero.

 

Fuente: Asaja Jaén

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *