Asaja Asturias pide que se realice la vacunación frente a la lengua azul de manera urgente a las explotaciones que trasladan el ganado a pastos

La mayoría de los ganaderos de ovino y bovino de carne trasladan sus animales a los pastos de montaña a partir del mes de abril, algo que resulta imposible mientras no se realice la vacunación frente a la lengua azul. El retraso acumulado en dicha vacunación está ocasionando un importante incremento de los gastos a los ganaderos, que tienen que adquirir forrajes para alimentar al ganado mientras no puedan ir a los pastos.

La mayoría de los ganaderos de ovino y bovino de carne trasladan sus animales a los pastos de montaña a partir del mes de abril, algo que resulta imposible mientras no se realice la vacunación frente a la lengua azul. El retraso acumulado en dicha vacunación está ocasionando un importante incremento de los gastos a los ganaderos, que tienen que adquirir forrajes para alimentar al ganado mientras no puedan ir a los pastos. 

La falta de previsión e improvisación de la Consejería de Medio Rural y Política Agraria a la hora de planificar la campaña de vacunación frente a la Lengua Azul y dotarse de suficientes vacunas y efectivos para realizarla, está provocando que muchas ganaderos se vean obligados a solicitar dicha vacunación a través de veterinarios clínicos, con unos costes que que tienen que ser asumidos por los propios titulares de las explotaciones. 

El protocolo de la Consejería establece que se llevará a cabo la vacunación gratuita de todas las explotaciones de Asturias (bovino y ovino) durante los primeros 5 meses de 2024, también establece que a partir de mayo sólo estará permitido el movimiento hacia zona libre del ganado procedente de explotaciones que tengan completada la pauta vacunal. 

Teniendo en cuenta que el importante número de ganaderías tanto de bovino de leche, como de carne y de ovino a las que se debe aplicar la vacunación en nuestra región y dada la lentitud y retraso acumulado, desde ASAJA proponemos que dicha vacunación se pueda realizar a través de los veterinarios de la explotación y que tanto las vacunas como los gastos derivados de su aplicación sean asumidos por la Consejería. 

La administración, ante una enfermedad de Declaración Oficial como es la Lengua azul, tiene la obligación de asumir los costes derivados de la vacunación obligatoria, costes que están incluidos en los PGPA para 2024. 

Compartir en:

Noticias relacionadas

Entérate de todas nuestras noticias, suscríbete a la newsletter de Asaja

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad