Asaja prevé que la vendimia finalice con un 30-40% más de producción

El sector trata de reponerse a la caída de las ventas por el cierre de hostelería y la supresión de eventos.

 

Con la vendimia prácticamente finalizada las primeras conclusiones hablar de que en la provincia contaremos con una mayor producción y una buena calidad de la uva. Estas son las principales características de la cosecha de uva de vino en la provincia, y especialmente en la comarca vitivinícola de Laujar que aglutina el mayor número de hectáreas.

Asaja destaca que este año la vendimia se ha adelantado en la zona unos 10 días debido al calor y las altas temperaturas del mes de agosto. A este verano seco se le añade el hecho de que las lluvias durante la primavera han favorecido que las cepas den mayor producción que la campaña pasada, un 30 o 40% más, recordemos que el año pasado la cosecha tuvo una importante merma por la falta de precipitaciones, con lo que este año podría decirse que se ha vuelto a la normalidad, con lo que podríamos calificar como una vendimia buena en producción y en calidad gracias a todos estos factores climáticos.

“Este año afortunadamente no ha habido problemas, ha caído la lluvia necesaria en primavera, ha hecho frío en invierno y hemos tenido un verano cálido y seco, lo que favorece el desarrollo de la cepa”, señala a Asaja, la enóloga Virginia Bosquet, de Bodegas Cepa Bosquet.

Esta vendimia también ha sido diferente, las cuadrillas de trabajadores han adaptado sus trabajos a las medidas preventivas frente al COVID-19 y se ha desarrollado sin problemas en este aspecto.

Desde Asaja recordamos que el sector vitivinícola también se ha visto afectado este año por la pandemia y el cierre de la hostelería, que aunque se ha activado algo en los últimos meses, todavía no han recuperado los anteriores niveles de venta y consumo. La situación, tal y como nos confirman los bodegueros, con la reducción de aforos y la supresión de eventos está siendo complicada, pues el consumo en el hogar no puede situarse al mismo nivel. Por eso es muy importante que desde las diferentes Administraciones se tome conciencia de la situación y se pongan en marcha cuanto antes las ayudas para los sectores afectados por esta crisis del COVID-19, y entre ellos al sector del vino.

El viñedo es un sector tradicional, muy ligado al medio rural, con un fuerte carácter familiar en nuestra provincia. Por ello desde Asaja llevamos años no sólo defendiendo los intereses de los productores, sino fomentando el conocimiento y la cultura que gira alrededor del vino, un producto tradicional y que en la provincia se produce en diferentes zonas,  consiguiendo tener 5 IGPs “Vinos de la Tierra”.

 

Fuente: Asaja Almería

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *