Asaja-Sevilla insta a la gran distribución a colaborar con el sector ganadero priorizando la venta de carne española

Los ganaderos piden a los consumidores que no les abandonen y que no esperen al fin del confinamiento para consumir las carnes de calidad que se producen en España. Es el de colaborar con el sector primario consumiendo en los hogares las piezas de carne de primera que produce la cabaña extensiva nacional. 
Activar el almacenamiento privado, abrir un proceso de compra de carne nacional por parte de las Administraciones Públicas y flexibilizar la normativa de la PAC son algunas de las medidas propuestas por Asaja al Ministerio de Agricultura para reactivar la demanda de carne producida en España.

 

La crisis generada por el COVID-19 está produciendo situaciones dramáticas en muchas de las producciones ganaderas de nuestro país, fundamentalmente derivadas de la práctica paralización de la actividad del canal HORECA, que era el que absorbía la mayor parte de estas producciones.

Se ha visto afectada especialmente la cabaña ganadera extensiva. Así, las producciones de ovino, caprino y porcino, básicas en la ocupación del territorio y en la lucha contra el fuego y contra la desertización, se encuentran en una situación límite al no poder dar salida a sus productos.

En el caso del porcino ibérico, el sacrificio de este tipo de animales se ha visto muy ralentizado y en pocos días podremos llegar a situaciones indeseables (no poder dar salida a los animales desde las explotaciones ganaderas).

Se han detectado también abusos por parte de algunos compradores, que aprovechan la situación de crisis para comprar a precios irrisorios, no respetan los precios pactados e incluso proponen pagar el ganado a un año vista. 

En el subsector del vacuno se producen retrasos y reducciones en el número de añojos y terneras sacrificadas en los mataderos, por lo que los animales permanecen en los cebaderos más allá de lo debido, con lo que llegarán al matadero con pesos elevados que no son comerciales y con lo que además están provocando el colapso de las instalaciones de los cebaderos, que no pueden dar entrada a más animales, lo que paraliza a su vez las ventas de pasteros, los animales más jóvenes  que, por falta de plazas, no tienen sitio en los cebaderos.

 

Medidas propuestas

Desde Asaja-Sevilla pedimos a todos los ciudadanos que colaboren con el sector ganadero nacional y que en este periodo de confinamiento incluyan también en la dieta de sus hogares las carnes españolas de primera calidad que habitualmente consumen fuera de casa. Tan sólo un día a la semana de consumo de carne de razas extensivas en cada uno de los hogares de España permitiría que los ganaderos españoles superasen esta crisis de demanda.   

Para revertir o al menos paliar esta situación es fundamental involucrar a la gran distribución para que destine en sus lineales un lugar preferente a estos productos de máxima calidad de sectores en crisis y para que comercialice solo productos cárnicos nacionales.  

Primar el almacenamiento privado, es decir, congelar la producción que no pueda absorber el mercado y sacarla cuando la situación se estabilice. Hay que primar el almacenamiento privado como se hizo en el aceite de oliva.

Promover la compra de carne nacional por parte de las Administraciones Públicas para su consumo en hospitales, cuarteles, comedores sociales…  

Promover campañas publicitarias a nivel nacional que fomenten el consumo de estos productos concienciando de la importancia de estos sectores para la economía de las familias en las zonas rurales de nuestro país. 

Incrementar la vigilancia y el seguimiento de los contratos ganaderos, para evitar casos de incumplimiento de los mismos, teniendo en cuenta que la falta de cotización de algunas lonjas provoca que se estén haciendo operaciones por debajo de mercado.

Con respecto a la PAC: abonar de manera inmediata todos los pagos directos pendientes en cada CCAA, solicitar el anticipo de la PAC 2020 y eliminar el requisito de comercialización basado en los coeficientes de salida de chivos o borregos para poder cobrar la ayuda acoplada al ovino/caprino.

Medidas de carácter fiscal y laboral: aplazamiento del pago del IVA, exenciones en las cuotas de la Seguridad Social, exenciones en el IRPF y nuevos préstamos a 0% de interés con 2 años de carencia. Aplicación del índice corrector en estimación objetiva por contratación de mano de obra. Reducciones en IRPF (régimen de módulos) para los sectores ganaderos afectados. Incremento de gastos de difícil justificación en el Régimen de estimación directa de los sectores ganaderos afectados. Exenciones, reducciones y bonificaciones en los costes laborales de los sectores ganaderos afectados.

 Fuente: Asaja Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *