Aumentan las irregularidades en el etiquetado de frutas y hortalizas de terceros países

Jóvenes Agricultores Asaja Alicante se ve obligada a denunciar públicamente que las irregularidades en el etiquetado de frutas y hortalizas se están incrementando aún más en los últimos meses. Con esta práctica engañosa, determinados operadores están lucrándose ilegítimamente del saber hacer, las buenas prácticas que realizan los agricultores de nuestro territorio y la imagen de calidad de los productos que generan, atribuyéndose el ORIGEN ESPAÑA cuando en realidad proceden de terceros países. Este fraude también supone un claro y pernicioso abuso contra los consumidores, ya que en prácticamente todos los países de fuera de la Unión Europea se utilizan productos perjudiciales como pesticidas cuyo uso está prohibido dentro de nuestras fronteras por ser cancerígeno. Asaja Alicante lamenta profundamente lo que está ocurriendo y exige al Gobierno que apruebe una nueva normativa que obligue a que el origen se indique de forma clara y transparente en el etiquetado y que además tenga el mismo tamaño y la misma tipografía que el resto de la información del producto para que se identifique a simple vista.  

 

Según ha podido detectar Jóvenes Agricultores Asaja Alicante, aumentan los casos de frutas y hortalizas que se importan de terceros países y se reetiquetan como si fueran españoles, pese a que los mismos productos puedan encontrarse en nuestra propia provincia por encontrarse en campaña.

Pese a que la organización ha denunciado estas prácticas irregulares de forma privada ante determinadas grandes superficies y puntos de venta, los fraudes con el etiquetado se están incrementando, por lo que ante esta situación tan lamentable, Asaja Alicante exige que haya un control más efectivo y que se apruebe y publique una nueva normativa en el BOE que obligue a indicar la procedencia de forma destacada para que el consumidor pueda identificarla echando solo un vistazo.

Asaja Alicante recuerda que hay normativas como el Reglamento de la Unión Europea 1169/2011, que ya establece que el país de origen o el lugar de procedencia debe proporcionarse a los consumidores claramente, principalmente cuando puede inducir a error al consumidor o hacer pensar que tiene un origen o procedencia distinto del real. Sin embargo, la legislación es muy vaga y es necesario que obligue a especificar más, para impedir que sigan vendiéndose productos de Sudáfrica como si fueran alicantinos.

“Resulta hipócrita que a los agricultores nos obliguen a llevar el DATA para certificar que el producto procede de nuestra explotación. Nos impongan siempre mil trámites y excesiva burocracia para garantizar que las frutas y hortalizas son de nuestro territorio y que, al mismo tiempo, estén importando alimentos de terceros países y vendiéndolos al consumidor como si fueran españoles”, lamenta el presidente de Asaja Alicante, Eladio Aniorte, que destaca que “este problema se soluciona con el doble etiquetado, con el que se informa de quién comercializa el producto y cuál es su país de procedencia. En otros países se realiza porque se reclama conocer el origen de forma clara y transparente, como aquí debería hacerse.  Obedecemos mil prohibiciones sobre el uso de fitosanitarios, seguimos mil normas para que nuestros productos cumplan con las máximas garantías de calidad alimentaria y, al mismo tiempo, de Marruecos, Bielorrusia, América Latina, China,… se trae de todo, se vende en las estanterías de determinados supermercados y para más inri, se confunde como si se tratara de producto nacional”.

“Estos fraudes se están produciendo con diversos productos como judías, patatas,… Cuando por ejemplo en la Vega Baja tenemos las patatas del verdette que son de excelente calidad, desde Francia se distribuyen las de Egipto que por el contrario, ennegrecen nada más cortarlas. Vemos productos en los que nos indican ‘Origen USA, producido en España’, es totalmente incongruente”, detalla el presidente de la Sectorial de Uva de Mesa de Asaja Alicante, Pedro Rubira.

El caso de la miel es flagrante. La etiqueta de los botes no permite que el consumidor pueda declinarse por la producción española. Hay una falta de transparencia tan grande que el sector está pidiendo encarecidamente que se puedan poner los países de origen y el porcentaje por país de dicha mezcla. Actualmente solo se permite poner la leyenda de “mezcla de mieles originarias y no originarias de la Unión Europea“. En casos como este, la calidad no puede ser suficientemente contrastada, dejando al sector productor a la merced de China, de donde proceden más del 60% de las exportaciones.

“También es necesario que el consumidor preste atención a las etiquetas, pero últimamente parece que nos fijamos menos al comprar con más prisas”, detalla Pedro Rubira. Asaja Alicante quiere recodar a los consumidores que lo nuestro es lo mejor y además ahora es el momento. Comprar productos de nuestra tierra, garantiza que estás consumiendo frutas, hortalizas, carne, leche, huevos,… con los que se cumplen las máximas garantías de calidad alimentaria. Al mismo tiempo, estás ayudando a los productores que tienes cerca, fortaleciendo al Sector Primario y ayudando a generar una economía que cree más empleo y esté saneada.

 

Fuente: Asaja Alicante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *