Dos jóvenes agricultores recuperan un tomate mediante una semilla que se remonta ocho generaciones atrás

Dos jóvenes emprendedores, José David Díaz Mohedano de Alcolea (Córdoba) y Antonio Manuel Conde López de Castillo de Locubín (Jaén), han puesto en marcha una idea de negocio que combina su pasión por el campo y el deseo de preservar las tradiciones locales. Bajo el nombre de InspiraRural, estos ingenieros agrónomos han logrado crear un proyecto con un claro objetivo: impulsar la rentabilidad y visibilidad de las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector primario en la provincia de Córdoba.

InspiraRural se destaca por llevar a cabo experiencias técnico-formativas dirigidas por los propios productores en su entorno de trabajo diario. A través de estas actividades, se busca dar a conocer los productos de calidad y difícil acceso de los agricultores, ganaderos y otros productores locales. Además, han desarrollado una tienda online que permite comercializar estos productos en todo el país, brindando a todos la oportunidad de disfrutar de ellos.

Sin embargo, la novedad más emocionante de InspiraRural es su huerto, ubicado en Alcolea de Córdoba, donde cultivan uno de los tesoros más demandados durante el verano en la Península Ibérica: el tomate “Rosa” de Alcolea. Estos tomates destacan por su inconfundible sabor, textura y aroma, y los agricultores de InspiraRural han logrado preservar más de 10 variedades de semillas de esta especie, transmitidas a lo largo de generaciones por sus tatarabuelos, bisabuelos y abuelos.

InspiraRural ofrece a todos aquellos que deseen adquirir sus tomates la posibilidad de visitar el huerto, conocer el proceso de cultivo y cosechar sus propios tomates. Los visitantes podrán degustarlos directamente en el lugar y combinarlos con otros productos locales de alta calidad y de temporada, brindando así una experiencia completa y auténtica.

El equipo de InspiraRural describe su huerto como “un espacio que encierra tradición, habilidad, agua de calidad, suelo saludable y vivo, entusiasmo, innovación y, por supuesto, tomates, ¡muchos tomates!”. Para ellos, este proyecto no solo impulsa el desarrollo de los pueblos rurales, sino que también fortalece el vínculo entre el campo y la ciudad, promoviendo un intercambio mutuamente beneficioso.

InspiraRural es un ejemplo inspirador de cómo el emprendimiento y el amor por el campo pueden unirse para preservar las tradiciones, impulsar el crecimiento local y llevar productos de calidad a todos los rincones del país.

Compartir en:

Noticias relacionadas

Entérate de todas nuestras noticias, suscríbete a la newsletter de Asaja

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad