El sector olivarero retomará, en cuanto la situación lo permita, las movilizaciones ante la crítica situación de bajos precios

ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias plantearán un nuevo calendario de protestas para seguir visibilizando su insostenible situación. 

 

ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias retomarán, en cuanto la situación lo permita, las movilizaciones aplazadas el pasado 10 de marzo ante el agravamiento de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Casi dos meses de parón de la actividad en los que sin embargo el sector, considerado como esencial, ha intensificado sus esfuerzos para garantizar el abastecimiento de la población, al tiempo que ha apoyado a la sociedad tanto en la limpieza de las calles como en la donación de Equipos de Protección Individual (EPIs), entre otras muchas cuestiones. Y todo ello pese a la insostenible situación que atraviesa el sector.

De esta forma, las organizaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias, retomarán el calendario de movilizaciones que comenzaron en Jaén en el mes de mayo de 2019 y que en 2020 arrancó con los exitosos cortes de las cuatro autovías que cruzan la provincia, y que siguió con las concentraciones en los 97 municipios de la provincia. Protestas con las que el sector quiere visibilizar la crítica situación de bajos precios en origen que estamos sufriendo desde hace dos años. Con las movilizaciones generalizadas se ha conseguido que el problema de los precios formara parte de la agenda política, así como una modificación en la Ley de la Cadena Alimentaria, que databa de 2013 y no había dado resultados tangibles, aunque todavía tienen que concretarse varios aspectos para que se refleje su verdadero impacto en el sector, ya que existen muchas dudas respecto a la seguridad jurídica que deben tener todos los actores de la cadena. Para ello, nos encontramos en fase de revisión de la Ley.

Con todo, seguimos en un estado de “movilización permanente” y el sector continuará con las movilizaciones hasta que se comience a vislumbrar una recuperación de las cotizaciones y soluciones al problema estructural que sufrimos desde hace dos años. 

Recordamos nuestras principales reivindicaciones recogidas en el Memorando en defensa del aceite de oliva

  • Unos precios ruinosos sin justificación deben ser Cuestión de Estado. Exigimos una mesa interministerial para solucionar el problema
  • No más engaños. Revisión completa del sistema de almacenamiento privado, con un presupuesto garantizado y transparente, para tener precios dignos
  • No a los aranceles. No somos culpables de lo que hacen otros sectores. Los aranceles para los aviones, no para los agricultores
  • Reclamamos la inmediata autorregulación del mercado
  • Perseguir la banalización del aceite de oliva y su uso como producto reclamo. Acabar con la venta a pérdidas
  • Exigimos una investigación de oficio de la Comisión de Competencia ante la posible fijación de precios por parte de la distribución
  • Mantenimiento del olivar y apuesta por el relevo generacional
  • Medidas de apoyo para el olivar con mayores dificultades
  • Apuesta por un olivar rentable, que fije la población, luche contra el despoblamiento del medio rural y proteger el medio ambiente
  • Necesitamos agua para el riego y así tener un olivar más competitivo
  • Firme apuesta por la comercialización, la promoción del consumo, la concentración de la oferta, la diferenciación y el asociacionismo
  • Asegurar la trazabilidad, la pureza y la calidad del aceite de oliva

 

Fuente: Asaja Jaén

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *