La producción de algodón se verá reducida en un 60% en el que ya se considera uno de los peores años del cultivo

Asaja Jaén recrimina que los agricultores no tengan materias activas para luchar contra las plagas. La organización agraria solicita a Agricultura que quite la obligación de recoger 1.000 kilos por hectárea para el pago acoplado en esta campaña, y pide que como alternativa dejen cultivar algodón ecológico, manteniendo las ayudas, o variedades transgénicas más resistentes.

“Ya veníamos avisando de que este año habría una disminución de la producción a consecuencia de las plagas y de que nos han dejado sin materias activas para luchar contra ellas, pero al final va a ser un desastre”, explica el presidente de Asaja en Andújar, Miguel Girón. Y es que según sus cálculos, la reducción será de, aproximadamente, un 60%, en el que ya considera uno de los peores años para el cultivo en la zona. Ante esta situación, solicita a la Consejería de Agricultura que quiten la obligación de recoger 1.000 kilos por hectárea para el pago acoplado en esta campaña, porque muchos agricultores no llegarán a esa cantidad, y que como alternativa al tradicional dejen cultivar ecológico, pero manteniendo las ayudas, o variedades transgénicas de semillas de algodón que son resistentes a determinadas plagas.

“Este año las plagas se han cebado con el algodón”, afirma tajante Miguel Girón, presidente de Asaja-Andújar. Primero fue la chinche, y luego diferentes plagas de gusano las que han mermado la producción, que la organización agraria ya estimaba más baja. “Pero al final va a ser un desastre, con una reducción de un 60% con respecto al año pasado, por lo que en esta zona tendremos uno de los peores años de algodón”. De hecho, apunta a que son muchos los agricultores que se han decidido a no recolectarlo por los considerables daños en sus producciones.

En este sentido, recrimina que a los productores de algodón los han dejado sin materias activas para luchar contra estas plagas, puesto que las que hay en el mercado ni las eliminan ni las controlan, pese a que han sulfatado sus campos en diferentes ocasiones: “Estamos indefensos y sin armas, puesto que si en vez de utilizar estos productos llenamos las cubas solo con agua el resultado que tendríamos sería igual”.

Por estos motivos, Asaja solicita a la Consejería de Agricultura que quite la obligación de recoger 1.000 kilos por hectárea para el pago acoplado al algodón en esta campaña, puesto que muchos agricultores no llegarán a esa cantidad, y como alternativa al algodón tradicional dejen cultivar ecológico, pero manteniendo las ayudas, o variedades de semillas transgénicas que son resistentes a determinadas plagas de gusano.

 

Fuente: Asaja Jaén

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *