La renta agraria crece un 11,1 % en 2023 y se sitúa en 31.931 millones de euros

La producción de la rama agraria registra un valor récord de 65.081 millones de euros, un 3,3 % más que en 2022. Los datos ponen de manifiesto la diversidad de la agricultura española y los efectos de las adversidades climáticas en algunas de las producciones.

Los consumos intermedios se sitúan en 32.155 millones de euros, lo que supone un descenso de un 4,6 % respecto al máximo histórico que registraron en 2022. 

La renta agraria se ha fijado este año en 31.931 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,1 % con respecto a 2022, según la primera estimación de las principales cifras macroeconómicas del sector agrario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de este ejercicio. 

La producción de la rama agraria -que engloba la producción vegetal y la producción animal- registra un valor récord de 65.081 millones de euros, un 3,3 % más que en 2022. El aumento del valor de la producción y de la renta agraria se fundamenta principalmente en la subida de los precios y en el descenso de los costes tras los máximos registrados en 2022. 

Ese aumento global refleja un comportamiento muy diferencial que responde a la gran variedad de producciones españolas, entre las que se constatan este año las que han sido más golpeadas por la sequía. En términos generales, el factor precio y la reducción de los insumos ha compensado los descensos de volúmenes, que han sido muy acusados en algunos sectores como los cereales. 

La renta agraria, en términos corrientes por unidad de trabajo anual (UTA), ha aumentado un 16,9 %, hasta alcanzar los 39.535 euros. 

PRODUCCION VEGETAL 

La producción vegetal ha descendido un 3,4 % en valor, hasta los 35.741 millones de euros, debido a la disminución de las cantidades producidas (-11,7 %), en un año marcado por una primavera inusualmente seca y cálida en todo el país. El recorte de volúmenes no se vio compensado por el aumento de los precios percibidos por los agricultores (9,4 %). 

Los cereales sufren un importante descenso de un 50 % en valor, fruto tanto de la sequía, que hizo reducirse su cosecha (-34,7 %), como del descenso de los precios (-23,7 %), tras un año 2022 en los que éstos fueron extraordinariamente altos. 

Asimismo, ha sido notable el descenso del aceite de oliva (-29,4 % en valor en la campaña 2022-2023), debido a su escasa cosecha (-58,6 %), que sí se ha visto compensada en gran medida con un significativo incremento de precios (70,7 %). También se ha reducido el valor de la producción de vino y mosto (-20 %), fundamentalmente por la corta vendimia registrada. 

En este ejercicio ha destacado el comportamiento positivo del grupo de las frutas, cuyo valor ha subido un 16, 9 %, y hortalizas, que crecen un 8,8 %. 

PRODUCCION ANIMAL 

La producción animal alcanza su valor récord de 27.685 millones de euros debido exclusivamente a un aumento de sus precios (+16,3 %), ya que la cantidad producida desciende respecto al año anterior (-2,5 %). Destaca el porcino (+16,3 %) y las aves (+6 %), así como la leche (+21,1 %) y los huevos (32,2 %). 

INSUMOS 

Los consumos intermedios -entre los que se encuentran el gasto en semillas, energía, piensos, fertilizantes o fitosanitarios- registran un descenso en valor (-4,6 % respecto a la cifra récord de 2022) y alcanza los 32.155 millones de euros combinado con un descenso de precios (-5,3 %), ya que la cantidad utilizada ha aumentado un 0,7 %. Este comportamiento viene determinado principalmente por los piensos (-2 %), la energía y lubricantes (-32,2 %) y los fertilizantes (-13,6 %). 

Compartir en:

Noticias relacionadas

Entérate de todas nuestras noticias, suscríbete a la newsletter de Asaja

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad