Los apicultores inundan Valencia con más de 350 vehículos en protesta por la modificación de la Ley de Ganadería que pretende multarles con hasta 60.000 euros

El sector apícola de la Comunitat Valenciana vuelve a aunar fuerzas para mostrar su hartazgo con la Conselleria de Agricultura y denunciar públicamente su errática y nula gestión de los problemas y reivindicaciones del gremio. Tan solo año y medio después de que los productores apícolas se concentraran en Valencia en contra de la ‘Pinyolà’ y para la inclusión de la apicultura en las ayudas Agroambientales del PDR, hoy han vuelto a salir a la calle.

 

Los productores de miel han denunciado la última puñalada de la Conselleria: la propuesta de modificación de la Ley de Ganadería, con la que se pretende multarles con hasta 60.000 euros por el desarrollo de su actividad y, por si esto fuera poco, la reciente noticia de que ahora la Administración, como ‘medida de gracia’ hacia nuestros apicultores, intentando parar de forma atropellada este acto de protesta, ofrece una moratoria de dos años para aplicar dichas sanciones.

Por todo ello, esta mañana el sector ha mostrado su repulsa a estas acciones en una camionada-acto de protesta sin precedentes, en la que 350 vehículos, entre furgonetas, camiones, remolques, además de varios apicultores a pie ataviados con carretillas cargadas de colmenas vacías, han colapsado las inmediaciones de la Ciudad Administrativa 9 de octubre, mostrando la unión de los apicultores de todas las comarcas de la Comunitat Valenciana y de todas las organizaciones agrarias. Concretamente, las organizaciones profesionales representativas del sector que han promovido esta marcha blanca, sin color político, ni bandera asociativa, han sido:  Asaja-Alicante, CCPVCOAG, APAC, Ava-Asaja, La Unió, UPA y ARVA.

La protesta, que se ha desarrollado con máxima cautela y siempre respetando las medidas de seguridad por el COVID-19 (distancias de seguridad y mascarillas), ha partido a las 09:30 horas desde dos puntos de encuentro en la V31 y la A3 dirección Valencia, las dos arterias principales de entrada a la capital, y ha llegado alrededor de las 10.00 horas a la Ciudad Administrativa 9 de octubre de Valencia, lugar donde se ha iniciado el recorrido circular con vehículos. La camionada ha recorrido las siguientes vías: Av. Pío Baroja – AV. General Avilés – Av. Pío XII – Gran Vía Fernando el Católico – Calle Angel Guimerá – Calle Linares – Av. Del Cid.

Un recorrido de casi dos horas en el que se han podido leer consignas pegadas en los camiones y en las pancartas de algunos apicultores que iban a pie como: “Sin abejas no hay vida. Sin apicultores no hay abejas”; “El Consell de la Comunitat Valenciana no vol als apicultors”; “Estocada final a los apicultores”; “Nos quieren sancionar por trabajar en nuestra tierra”; “Apicultura valenciana en extinció”; “El Consell lleva a la ruina al sector apícola valenciano”; “De pioners a Espanya en apicultura a delinqüents”; “Conselleria anti-ecològica”; “Europa protegeix les abelles, la Generalitat les desterra”; “Sin abejas no hay agricultura, ¿para qué queremos entonces una Conselleria de Agricultura?”.

El punto y final a este acto de protesta lo han puesto los representantes de las distintas organizaciones agrarias y asociaciones convocantes, que alrededor de las 12.30 horas se han desplazado a las puertas de la Conselleria de Agricultura.

El manifiesto incluía los motivos que los han llevado a este escenario y obligado a salir a la calle. Entre las medidas demandadas de forma urgente figuran: que no publiquen la modificación de la Ley de Ganadería por la que se califica como infracción grave el no cumplimiento del acuerdo de la Pinyolà; que no publiquen el Acuerdo de la Pinyolà y doten a los a los citricultores afectados de medidas y barreras de protección; que pongan en valor la apicultura de nuestra región, permitiéndoles producir miel de azahar; que permitan una apicultura con futuro y atractiva para que los jóvenes que se incorporan a la actividad no busquen alternativas en otras comunidades autónomas vecinas por las trabas que les pone su Administración…

Todo el sector apícola de la Comunitat Valenciana, unido, ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa para que esta Administración deje de tratarles como «delincuentes» y, en definitiva, les deje producir miel de azahar como en el resto de las comunidades autónomas, donde las abejas son respetadas y mimadas.

Asimismo, los productores de miel han afirmado que parece que la Administración lo único que busque sea enfrentarles con los citricultores para no hacer nada, cuando apicultores y citricultores siempre se han llevado bien y han trabajado juntos sin problemas.

Por último, el gremio también ha querido resaltar que en estos tiempos de pandemia y crisis económica que estamos atravesando, en el que hay sectores productivos que no pueden seguir con su actividad económica y se están cerrando numerosos negocios, no se debe “poner la puntilla” a la producción de miel. Más bien, todo lo contrario, es el momento de apoyar e incentivar el desarrollo económico de actividades que puedan desenvolverse en este contexto tan negativo.

Tabla reivindicativa

  • Evitar la publicación del “Anteproyecto de Ley de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera, y de organización de la Generalitat para el ejercicio 2021” tal y cómo la han publicitado y a través de la cual modifican la Ley de Ganadería (Ley 6/2003, de 4 de marzo, de ganadería de la Comunidad Valenciana BOE num. 81). Por qué pretenden catalogar como infracción grave el incumplimiento del acuerdo para limitar la polinización cruzada entre plantaciones de cítricos, ni con moratoria ni sin ella. Ese artículo 150.31 debe de desaparecer íntegro. Este acuerdo por el que se pretende sancionar está recurrido en los tribunales.
  • Denunciar que, pese a que la Consellería asegura que «trabajará en favor de ampliar progresivamente la actividad apícola en la superficie citrícola, de acuerdo con las precauciones para garantizar la calidad y comercialización de los cítricos», es poco creíble puesto que lleva 20 años “trabajando” sin obtener ninguna mejora para el sector apícola y separando cada vez más a ambos sectores. 
  • Deberían plantearse la “no publicación” del citado “Acuerdo” y establecer las medidas necesarias para la protección del sector citrícola sin perjuicio del apícola.
  • Poner en valor la apicultura de la Comunidad Valenciana y su beneficio para el medioambiente.
  • Poner en valor los productos derivados de la colmena producidos en la Comunidad Valenciana, que son de una alta calidad y que el “Acuerdo de la Pinyolà” impide que posean marcas de calidad del tipo Marca CV o DOP.

Fuente: Asaja Alicante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *